De Canclini a OKNOTOK, visionarios del hoy

Me enfrento a la tarea de recomendar esta semana y lo confieso, apenas si he revisado internet más allá de mis notificaciones de correo y redes sociales. Solo en la oficina, me siento como si fuera uno de esos personajes de Lost dejado a la buena de Dios por obra y gracia de unos cabrones guionistas que se fueron muy tranquilos a ver un partido de pelota. Entonces recuerdo cómo surgió todo esto, a raíz de nuestro afán de compartir las buenas lecturas que íbamos dejando en la semana en nuestro Pocket. Y allí estaba todo lo que necesitaba.

Para cualquier graduado de las últimas generación de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Néstor García Canclini es un nombre esencial en el panteón académico. El argentino radicado hace más de 4 décadas en México participará en la Noche de la Filosofía, en su país natal, y aprovechando su estancia el diario La Nación lo entrevistó a propósito de los cambios en los paradigmas culturales de nuestra civilización.

En Colombia, durante la Beca García Márquez de Periodismo Cultural, conocí a Barbara Wanjala, una joven periodista de Kenia. De Barbara me gustó su risa total, capaz de alegrarle el día incluso al pesimista Felipito de Quino. Eso y su curiosidad por la música, que es tanta que dedicó su texto de la Beca a los picó, esa singular expresión cultural hecha bocina de la costa caribeña colombiana. Hace unos días, Barbara me pasó un enlace. Resultó ser un artículo acerca del bakosó, un género musical que ha nacido en las calles de Santiago de Cuba gracias al intercambio de los jóvenes locales con los estudiantes de medicina africanos, una fusión de fuerte raíz urbana que intenta abrirse paso en la escena musical cubana. La autora del texto establece paralelismos entre el bakosó y el origen del hip hop. Yo les dejo a ustedes que saquen sus propias conclusiones.

Y moviéndonos con el sol llegamos a La Habana, en donde Mario Luis Reyes, ese talentoso periodista que nos regaló el perfil de Danys Cabrera, el artífice actual de El Paquete Semanal, retrató para la revista OnCuba al más grande creador de dibujos animados que ha dado Cuba. Ese mismo, el padre de Elpidio Valdés, el inigualable Juan Padrón.

Para continuar en la cuerda audiovisual, esta semana JotDown hizo un (ligero) repaso por la versión televisiva de American Gods, la novela de Neil Gaiman que a unos cuantos nos hizo volver a creer por unos cientos de páginas en algo que está más allá de nuestras certezas. Digamos que el autor del texto no ha quedado enganchado con lo demostrado hasta ahora por la serie de Starz.

Para que no olviden que esta es una revista sobre tecnología, les traigo esta nota de The Verge, en la que hacen notar el estruendoso silencio de Tumblr en los últimos tiempos en materia de neutralidad de red. La plataforma de microblogging y su CEO han sido tradicionalmente uno de los más notorios defensores de la democracia en el tráfico de datos, pero de un tiempo a esta parte no se ha escuchado una sola palabra de su parte al respecto. La causa, opinan en The Verge: la compra por parte de Verizon, uno de los mayores proveedores de servicios de internet, de Yahoo, la compañía propietaria de Tumblr. Y uno no muerde la mano que le da de comer.

Y me voy con otro de música. En este 2017 se cumplen veinte años de que Radiohead, una de las pocas bandas auténticamente revolucionarias de los últimos tiempos, lanzara el disco OK Computer. Para celebrar el hecho, los de Abingdon han lanzado un especial llamado OK Computer: OKNOTOK 1997 2017, que contiene además de las copias remasterizadas del CD original, ocho tracks adicionales, y un artefacto con el nombre OKNOTOK, que incluye tres canciones que formaron parte del universo de OK Computer pero que no llegaron a formar parte de ese disco (ni de ningún otro). Lo genial y escalofriante de esa obra es que, dos décadas después, su depresión y angustia digital parecen una profecía de los tiempos que corren. Así que brindemos por el retorno de Yorke y compañía, que siempre estuvieron alertándonos, aunque no los entendiéramos completamente. No olviden guardarlo todo en Pocket.